Sistema de Bibliotecas Universidad de América | SISTEMA DE BIBLIOTECAS

ACERCA DE NOSOTROS

Vida bajo el hielo antártico Douglas Fox

By: Fox, Douglas
Subject(s): Biologia -- Antartida | Economía -- Antartida | Glaciologos -- Antartida | Vida marina -- Antartida In: Investigación y ciencia No.468, 2015: páginas 28-35Abstract: Un descubrimiento sorprendente obliga a los biólogos a reconsiderar la posible existencia de vida en los ambientes más inhóspitos de la Tierra y también en el espacio. El pasado enero, un grupo de glaciólogos perforó una capa de hielo de 740 metros de grosor en el punto donde el continente antártico se junta con el mar. Un robot enviado hasta el fondo del pozo descubrió peces y otros animales, en solo 10 metros de agua, a 850 kilómetros del mar abierto y de la luz solar. El conocimiento tradicional sostenía que semejante lugar debía estar casi desprovisto de vida. Pero en esa zona, sin luz ni capacidad de realizar la fotosíntesis, los microorganismos utilizan fuentes de energía inusuales: los detritos que se desprenden de la capa inferior del hielo a medida que este se desliza sobre el agua. Los microbios sirven de alimento a diminutos anfípodos y estos, a su vez, a los peces. El descubrimiento abre la posibilidad de que exista vida en lugares de la Tierra antes considerados inhabitables, así como en planetas y lunas similares a Europa.
Tags from this library: No tags from this library for this title. Log in to add tags.
    Average rating: 0.0 (0 votes)
Holdings: Investigación y ciencia No.468, 2015: páginas 28-35

Un descubrimiento sorprendente obliga a los biólogos a reconsiderar la posible existencia de vida en los ambientes más inhóspitos de la Tierra y también en el espacio. El pasado enero, un grupo de glaciólogos perforó una capa de hielo de 740 metros de grosor en el punto donde el continente antártico se junta con el mar. Un robot enviado hasta el fondo del pozo descubrió peces y otros animales, en solo 10 metros de agua, a 850 kilómetros del mar abierto y de la luz solar. El conocimiento tradicional sostenía que semejante lugar debía estar casi desprovisto de vida. Pero en esa zona, sin luz ni capacidad de realizar la fotosíntesis, los microorganismos utilizan fuentes de energía inusuales: los detritos que se desprenden de la capa inferior del hielo a medida que este se desliza sobre el agua. Los microbios sirven de alimento a diminutos anfípodos y estos, a su vez, a los peces. El descubrimiento abre la posibilidad de que exista vida en lugares de la Tierra antes considerados inhabitables, así como en planetas y lunas similares a Europa.

There are no comments for this item.

to post a comment.

Powered by Koha